Pregunta a Candy
Volver al blog

3 consejos sencillos para transformar tus ensaladas en platos sabrosos y nutritivos

3 consejos sencillos para transformar tus ensaladas en platos sabrosos y nutritivos

¿Ya estás disfrutando del verano? Guarda tu ropa y recetas de invierno y haz sitio a las telas ligeras y las comidas frescas y coloridas. Para sobrevivir al calor de estos días, que te puede dejar agotado y exhausto, asegúrate de prestar atención a lo que comes. Evita los alimentos sustanciosos y poco saludables y opta por platos más ligeros, sin renunciar al sabor y la nutrición. ¿Y qué es mejor que una vibrante ensalada de verano? Pero, afrontémoslo, si no está bien preparada, este plato a base de hojas verdes puede resultar bastante decepcionante.

El secreto para convertir fácilmente una aburrida ensalada en una comida que querrás disfrutar durante todo el verano es combinar la lechuga de tu elección (lechuga redonda, lechuga romana, lechuga iceberg o cogollos) con la cantidad y el tipo correctos de proteínas, aderezos y otros ingredientes deliciosos. ¡Aquí está nuestra lista de 3 ingredientes sencillos para darle a tu ensalada un poco de sabor!

Atrévete con las proteínas

Los expertos recomiendan una ingesta diaria de proteínas para ayudar a mantener nuestros músculos, piel y huesos. Pero, en lugar de optar por las habituales pechugas de pollo o latas de atún, ¿por qué no probar con las alubias? Estas legumbres abarcan una variedad de colores, sabores y texturas capaces de complementar cualquier ensalada. Por ejemplo, un puñado de alubias blancas puede darle un toque distinto a una ensalada Caprese de tomate, mozzarella y albahaca.

Añade crujiente

Las texturas crujientes pueden hacer de una ensalada ordinaria una experiencia extraordinaria. El crujiente de parmesano y los picatostes son una opción natural para alegrar una ensalada, pero no son necesariamente buenos para tu cintura. Como alternativa, ¿por qué no pruebas algo un poco distinto, como las semillas de girasol o unas avellanas picadas, para darle la textura que buscas a la vez que vitaminas y minerales? Prueba a agregarlos a una ensalada de hinojo y naranja con algunas aceitunas negras sin hueso para darle un toque especial a este clásico plato siciliano.

El toque final... y original

Por último, pero no menos importante: el aderezo. Para dar más sabor a tu selección de hojas, vegetales y proteínas, necesitas el aderezo perfecto para tus papilas gustativas y tus ingredientes. Existen infinitas posibilidades para crear el condimento perfecto: puedes optar por la vinagreta clásica italiana (una mezcla de aceite y vinagre balsámico) u optar por un aderezo cremoso con mayonesa, mostaza o productos lácteos como crema agria o yogur. Si te apetece un condimento cremoso, esta interesante combinación llevará tu ensalada al siguiente nivel: pica finamente la mitad de un chalote y tres hojas de cebollino, luego combínalos con una taza de yogur, sal y jugo de limón y remueve vigorosamente hasta obtener una textura suave y homogénea. ¡Esta salsa ligera y cremosa puede transformar una simple ensalada de zanahoria en un plato del que no podrás prescindir este verano!

Las alubias, las semillas de girasol y los aderezos de yogur son solo tres de los innumerables ingredientes que puedes agregar a tu ensalada este verano. Pero recuerda, elijas lo que elijas, trata siempre de equilibrar tu ingesta de proteínas con una textura crujiente y el aderezo adecuado para realzar tus sabores favoritos.

18/07/19
Categorías: