Pregunta a Candy
Volver al blog

¿Horno estático o ventilado? ¿Cuál es el mejor método de cocción?

Horno estático o ventilado

Esta pregunta nos preocupa a todos: tanto a los cocineros noveles como a los chefs con más experiencia que trabajan en nuevas recetas. No existe una respuesta única, pero aprenderemos a diferenciar los dos tipos de cocción, para poder escoger la mejor, en cada caso. Lo más importante, es que el horno que escojamos pueda proporcionar la cocción de ambas maneras.

Empecemos con lo básico: la diferencia entre los tipos de calor

Para asegurarnos de que nuestros alimentos se cocinan de forma correcta, es importante comprender la diferencia entre horno estático y ventilado: el ventilador del horno cocina de manera uniforme, gracias a que el flujo de aire se distribuye en el interior de la cavidad, mientras que el horno estático produce calor de forma lateral o vertical.  Independientemente de la preferencia de cocción, es importante conocer que entre los dos métodos la temperatura difiere en 20º: 180º en un horno estático equivale a 160º en un horno ventilado.

¿Cómo afecta en nuestros platos el modo de cocción?

El horno ventilado nos asegura una cocción rápida y homogénea, con resultados fragantes y jugosos. Sin embargo, el horno estático produce una cocción más delicada y lenta, ideal para cocciones más consistentes y secas.

¿Cuándo se debe utilizar un horno ventilado?

Este tipo de cocción puede ser de gran ayuda cuando se debe cocinar una mayor cantidad de alimentos de forma simultánea, ya que el calor alcanza toda la cavidad del horno. Por ejemplo, podemos cocinar a dos alturas: en una bandeja la carne asada y en la otra las patatas, o lasaña y verduras, o pescado y su guarnición. Por lo general, este tipo de cocción está indicado para aquellos platos con acabados dorados pero jugosos por dentro: pescado, carne blanca o roja, verduras o pasta.

¿Cuándo se debe utilizar un horno estático?

El uso del horno estático está indicado para una cocción más suave y cuyos alimentos deben quedar más secos en su interior, como por ejemplo aquellos que requieren cocción para ayudarlos a “crecer”.

Desde que en la cocción estática se emplean resistencias en las paredes – sin flujo de aire que mueva el calor – la cocción de los alimentos se produce de forma uniforme por todos los lados. Es perfecto para la cocción de pan, pizza, focaccia, pasteles, galletas, merengues y pasteles esponjosos.

¡Está listo para comer!

Con estos simples datos, finalmente somos capaces de escoger la mejor cocción para nuestros platos: Ahora sólo tienes que probar algunas recetas, esperar con paciencia y ... ¡buen provecho!

16/04/15
Categorías: