Pregunta a Candy
Volver al blog

Preparación y consejos para tés e infusiones

Preparación y consejos para tés e infusiones

Un buen libro o una serie de televisión en el sofá, debajo de la manta, con una bebida caliente en la mano: si este es también tu pasatiempo favorito durante el invierno, nunca está de más conocer el arte del té y las infusiones, como las tisanas y la manzanilla. No se trata solo de bebidas deliciosas, sino que también poseen numerosas propiedades beneficiosas para depurar e hidratar el organismo: por ello, aquí te presentamos algunos consejos sobre cómo prepararlas de la mejor manera y sobre qué sabores elegir según tus necesidades.

La preparación del té: el método clásico y en el microondas

Según los verdaderos amantes del té (y los ingleses), prepararlo es todo un arte. El método tradicional requiere hervir agua en una cacerola o un hervidor eléctrico, para luego sumergir la bolsa de té o tisana y dejarla reposar durante unos minutos (este tiempo puede variar según el tipo del té). Si tienes tazas o teteras con filtro, también puedes usar té o hierbas en hojas. Para endulzar, en lugar de azúcar, es mejor utilizar miel, leche o mermelada de calidad.

Pero hay una alternativa al hervidor: hablamos del microondas. Habrá quienes arruguen la nariz ante esta idea pero, en realidad, la preparación del té o de las infusiones con este método no difiere del tradicional en términos de resultados. De hecho, según una investigación llevada a cabo hace algunos años, poner una taza con aproximadamente 200 ml de agua ya caliente con el producto en infusión en el microondas durante 30 segundos a máxima potencia permite activar el 80 % de la teína, la cafeína y los polifenoles. Esto no solo confiere un sabor excelente, sino también un resultado mucho mejor desde el punto de vista cualitativo.

El mejor té para preparar en casa

El té es una bebida que apaga la sed y con numerosas propiedades, que pueden variar según el tipo de calidad elegido. El té marroquí, por ejemplo, es antiinflamatorio y diurético, ya que se basa en el té verde, además de ser desinfectante, dada la presencia de menta. También mejora la circulación e incluso puede actuar como analgésico.

Si en cambio prefieres «viajar» al Lejano Oriente, te sugerimos que pruebes el ya famoso té matcha japonés, cuya preparación es muy simple pero, para prepararlo según el método tradicional, necesitará los utensilios específicos de este importante ritual. Para preparar un buen té matcha, además, también se requiere una técnica de mezcla específica, porque el sabor único de un producto siempre es el resultado de una preparación meticulosa. Las propiedades del té matcha son infinitas. Gracias a la presencia de cafeína y L-teanina, con él es posible mantener un buen nivel de concentración y relajarse al mismo tiempo, razón por la cual era muy consumido por los monjes budistas. También tiene propiedades antioxidantes más potentes que las de vitaminas como la C y la E, promueve la pérdida de peso y purifica la sangre de la presencia de metales pesados: en resumen, un verdadero portento.

Infusiones y tisanas: algunos consejos

También las tisanas son excelentes aliadas del bienestar. Entre las más apreciadas por sus cualidades drenantes y adelgazantes se encuentra aquella a base de jengibre y limón. Beberla caliente por las mañanas en invierno ayuda a combatir las enfermedades típicas de esta estación, mientras que al tomarla fría en verano resulta perfecta para combatir la celulitis.

Por otro lado, si lo que necesitas es relajarte y una ayuda para dormir mejor, opta por una tisana a base de hierbas como la melisa, la pasiflora, la malva o la valeriana. Cada hierba tiene propiedades específicas y, por lo tanto, cada infusión ayuda a aliviar trastornos determinados. La ortiga, por ejemplo, ayuda a la diuresis; la manzanilla tiene poderes calmantes, incluso en caso de dolor de cabeza; y la malva puede ayudar en caso de dolor de estómago. Compra tu combinación preferida en la herboristería y prepara tus infusiones en agua hirviendo, que también puedes calentar en el microondas, endulza con una cucharadita de miel y empieza así una relajante velada en casa.

29/01/19
Categorías: