Pregunta a Candy
Volver al blog

Cómo quitar manchas de manteles y ropa

Cómo quitar manchas de manteles y ropa

Si al crecer aprendemos al menos las bases para lavar la ropa (lo suficiente para reducir el riesgo de que nuestro suéter favorito se enfurte), es cuando nos convertimos en adultos y vivimos con total autonomía, mas aún si se tienen niños, cuando nos convertimos en verdaderos expertos y buscamos todos los recursos útiles para limpiar y quitar las manchas de la ropa y los textiles del hogar. Candy sabe lo que esto significa, y por ello te da algunas sugerencias rápidas pero efectivas para eliminar las manchas de la ropa con el mínimo esfuerzo.

Identificar el tipo de mancha

Las cenas con invitados, los trabajo de jardinería, los entrenamientos deportivos e incluso una simple comida pueden convertirse en un montón de ropa para limpiar (¡quienes tienen niños lo saben bien!). Antes de continuar con cualquier tipo de tratamiento, ya sea natural o no, es necesario saber qué ha causado la mancha, ya que los jugos de fruta, la hierba, el barro y las salsas se limpian de manera diferente. Otro paso a tener en cuenta es ver si la mancha está fresca, porque:

• Si la mancha aún está húmeda, debe tratarse de inmediato (en la mayoría de los casos).

• Si ya está seca, probablemente será necesario humedecerla antes de poder eliminarla. Obviamente, el barro es una excepción a esta regla: primero debe secarse para eliminar el exceso de tierra, antes de lavar la prenda en la lavadora.

Pretratamiento: un paso fundamental

Algunos tipos de mancha son particularmente difíciles de eliminar y, por lo tanto, es necesario realizar un tratamiento previo. Sin embargo, debemos ser conscientes de que para cada mancha existe una solución más efectiva que otras. Veamos algunos ejemplos:

• Sangre. ¿Tu hijo se ha pelado las rodillas mientras jugaba? ¿Has tenido un pequeño accidente en la cocina? Para eliminar los restos de sangre de la ropa, el mejor método es remojar la prenda en agua salada fría durante aproximadamente una hora.

• Chocolate. Ya se sabe, ¡los pecados de gula se pagan caros! Pretratar las manchas de chocolate, sin embargo, es bastante fácil: basta con dejar actuar un poco de jabón en polvo diluido durante una media hora sobre la tela.

• Sudor. Entre los deportes y los calurosos días de verano, es fácil que las camisetas se ensucien con el sudor: en estos casos, es suficiente verter una gota de detergente líquido sobre la mancha y frotar.

• Helado. El detergente líquido también es eficaz en una mancha de helado seca. Si, por otro lado, la mancha acaba de producirse, aplicar un poco de jabón de Marsella será lo mejor.

• Pipí. El jabón de Marsella, combinado con bicarbonato, también es perfecto para eliminar las manchas y el mal olor del pipí en las telas.

• Rotuladores. Para eliminar este tipo de mancha, el consejo es dejar actuar una solución de agua y almidón y dejar secar.

• Hierba. ¡Los niños no pueden resistirse a la tierra, el barro y la hierba! En este caso es suficiente un poco de vinagre común: déjalo actuar durante aproximadamente una hora y la prenda quedará bien pretratada.

• Vino. Las manchas de vino tinto son muy obstinadas. Para limpiar el mantel de forma óptima, es importante aplicar agua con gas sobre la mancha lo antes posible.

• Café. También en este caso, el tratamiento cambia dependiendo de si la mancha es fresca o ya está seca: en el primer caso bastará un poco de jabón de Marsella y agua caliente; de lo contrario, será necesario remojarla con alcohol y amoniaco.

• Barra de labios. Para eliminar manchas de barra de labios de la ropa, debes aplicar alcohol con un copo de algodón mediante ligeros toques en el área afectada.

• Grasa. Agua, bicarbonato y un poco de esfuerzo: para eliminar los restos de grasa de los tejidos, este es un método infalible.

¿Qué programa usar en la lavadora?

Ahora que has derrotado a las manchas más rebeldes, puedes continuar con el lavado normal en la lavadora, obviamente eligiendo el programa más adecuado según el tipo de tejido y el color:

• Lavado rápido a baja temperatura (30° o 40°) para colores sintéticos, oscuros y brillantes.

• Lavado a temperaturas más altas (50°-60°) para ropa interior y ropa de cama, especialmente si es blanca.

• Lavado a alta temperatura y desinfectante para manteles (aunque ya no sea necesario el lavado a 90°).

• Programas especiales y específicos a baja temperatura para tejidos delicados como la lana.

Las lavadoras más modernas, y especialmente las inteligentes, son la solución ideal para no cometer errores. En ellas los programas son altamente personalizables y, especialmente si conectas tu lavadora Candy a la aplicación Candy simply-Fi, tendrás muchos programas adicionales para satisfacer cualquier necesidad. ¡Ahora que las manchas comunes ya no tienen secretos para ti, no tienes de qué preocuparte cuando el cesto de la ropa sucia se llene de restos de helado, sudor o hierba!

18/03/19
Categorías: