Pregunta a Candy
Volver al blog

Bolas de lana para la secadora: qué son y cómo funcionan

Bolas de lana para la secadora: qué son y cómo funcionan

¿Para qué sirven realmente las bolas para la secadora?

Seguro que si tienes secadora o estás pensando en comprarte una, habrás tenido que lidiar con este misterioso objeto. ¿Por qué tanta gente pone bolas de lana u otros materiales dentro de la secadora? La respuesta es rápida y sencilla: ¡para ahorrar tiempo y obtener mejores resultados! ¿Cómo? Descubrámoslo juntos.

¿Por qué ahorran tiempo las bolas de secado?

¡Introducir las bolas dentro de la secadora es una excelente solución que te permitirá ahorrar hasta un 25 % de tiempo en cada secado! ¿Cómo lo hacen? Muy fácil: en primer lugar, las bolas mantienen los tejidos separados y así evitan la aparición de los pliegues y arrugas que suelen formarse en la lavadora, lo que facilita el secado. De esta forma, no solo ahorrarás tiempo en el secado, sino que también evitarás tener que planchar las prendas una vez secas. Además, también aportan suavidad a la ropa, tanta que incluso podrías prescindir del suavizante durante la fase de lavado. Un secado más rápido implica ahorros en las facturas de electricidad, y usar menos suavizante se traduce en un mayor cuidado del medio ambiente.

¿Qué tipos de bolas para secadora existen?

Existen varios tipos de bolas para secadora, cada una con diferentes características y propiedades. Las de aluminio son las más fáciles de encontrar y también las más baratas, ya que se pueden fabricar perfectamente en casa. Simplemente envuelve un poco de papel de aluminio dándole una forma esférica de unos 8-10 cm de diámetro. Se desenmarañan bien entre los tejidos, pero no retienen la humedad y su vida útil es corta: empezarán a descascararse después de unos diez usos. En cambio, las bolas de plástico tienen la misma función pero son más duras y duraderas. Sin embargo, si tenemos en cuenta el medio ambiente, sería mejor evitar el uso de plástico. Y por último están las bolas de lana, que son la mejor opción. Se desenmarañan bien, duran mucho y absorben la humedad. Además, también puedes agregarles unas gotas de aceites esenciales para que tu ropa huela aún mejor. Cuestan un poco más, pero recuperarás esta inversión con el tiempo.

Tómate un tiempo para ti

Especialmente si tenemos una familia numerosa o niños que cuidar, conocemos muy bien la importancia de ahorrar incluso unos minutos en las tareas del hogar. Estos pequeños trucos te regalarán algo de tiempo para que puedas dedicarte más a ti y a tu familia.

Por eso, Candy ha pensado en la gama de secadoras RapidÓ, la única del mercado con un completo conjunto de 7 programas de secado rápido. Además, a través de la aplicación Candy simply-Fi, dispondrás de 20 ciclos inteligentes adicionales para satisfacer todas tus necesidades. Tú organiza tu tiempo, RapidÓ se encargará de que tus prendas estén perfectamente secas y las fibras suaves y protegidas.

16/10/20
Categorías: