Pregunta a Candy
Volver al blog

Espárragos: 3 recetas deliciosas

3 recetas fáciles y deliciosas con espárragos

Desde el aperitivo hasta el plato principal: saca todo el partido de esta verdura fresca y crujiente con nuestras recetas.

 

Los espárragos son, sin lugar a dudas, una de las verduras estrella de la primavera. Famosos por sus propiedades beneficiosas para la salud y, sobre todo, por su versatilidad en la cocina y su sabor inconfundible, nos permiten utilizarlos en miles de recetas diferentes, que abarcan desde los aperitivos hasta los platos principales. ¿A ti también te encantan su frescura y su textura crujiente? ¿Buscas nuevas recetas con espárragos para sorprender a tus invitados o, simplemente, para darte un capricho durante tus comidas y cenas cotidianas? ¡Entonces estás de suerte, porque estas tres recetas, disponibles también en la aplicación simply-Fi y diseñadas para prepararlas en tu horno conectado Candy, ¡son justo lo que necesitas!

 

Espárragos gratinados con salsa tártara

 

Ingredientes

 

  • Espárragos (8)
  • Pan rallado (25 g)
  • Queso Pecorino (25 g)
  • Queso Parmesano (25 g)
  • Salsa tártara (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)

 

Preparación

 

  • Retira unos 3 cm del tallo de los espárragos, pélalos y escáldalos en agua hirviendo durante 4-5 minutos.
  • Enfríalos en agua con hielo durante 30 segundos y sécalos.
  • Ponlos en una bandeja forrada con papel vegetal, espolvoréalos con una mezcla de pan rallado y queso y luego añade el aceite de oliva y la pimienta.
  • Hornea a 190 °C durante aproximadamente 8 minutos y, cuando estén dorados, agrega la salsa tártara.

 

Flan de espárragos sobre velouté de tomate con hojuelas de Robiola di Roccaverano y crujiente de beicon

 

Ingredientes

 

Para el flan:

  • Pequeños moldes de aluminio desechables (2)
  • Mantequilla (15 g)
  • Pan rallado (50 g)
  • Leche (100 ml)
  • Huevos (2)
  • Espárragos cocidos (175 g)
  • Chalotes (1)
  • Aceite de oliva virgen extra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)

 

Para la crema:

  • Tomates maduros (150 g)
  • Caldo de verduras (250 ml)
  • Chalotes (2)
  • Orégano fresco (al gusto)
  • Beicon (4)
  • Queso Robiola (50 g)
  • Nata de cocina (15 ml)
  • Aceite de oliva virgen extra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)

 

Preparación

 

  • Retira unos 3 cm del tallo de los espárragos, pélalos, escáldalos en agua hirviendo durante 4-5 minutos, enfríalos en agua con hielo durante 30 segundos y sécalos.
  • Pela el chalote, pícalo finamente y ponlo en un cazo con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, luego añade los espárragos y dóralos durante unos 3 minutos, agrega 2 cucharones de caldo y cubre con una tapa para cocer la mezcla.
  • Una vez cocida, remueve y sazona con sal y pimienta, deja que la crema resultante se enfríe y mézclala con los huevos y la nata.
  • Cuando la mezcla haya quedado uniforme y sin grumos, engrasa la superficie de los moldes y espolvoréala con pan rallado para crear una pátina que facilite la extracción del flan una vez cocido.
  • Mientras tanto, ajusta el horno a 190 °C y, cuando se haya calentado, vierte la mezcla en los moldes. No los llenes hasta el borde para que no haya riesgo de que la mezcla se derrame mientras se cuece.
  • Hornea los flanes durante unos 25 minutos, hasta que su superficie esté dorada. Pon abundante agua a hervir en una olla y, cuando llegue al punto de ebullición, introduce los tomates durante aproximadamente 1 minuto.
  • Escúrrelos y pásalos bajo un chorro de agua fría; luego pélalos, quítales las semillas y trocéalos.
  • Pela los chalotes, pícalos finamente y ponlos en un cazo con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, luego añade los tomates y déjalos cocer unos 20 minutos.
  • Una vez cocidos, remueve el contenido del cazo y sazona con sal. Calienta una sartén antiadherente y fríe el beicon hasta que quede crujiente. Mezcla el queso robiola con la crema, el aceite de oliva y una pizca de pimienta, removiéndola hasta que alcance una consistencia cremosa.
  • Vierte una fina capa de velouté de tomate (unas 2 cucharadas) en un plato sopero, coloca el flan de espárragos en el centro y termina la presentación con el beicon y las hojuelas de robiola.

 

Strudel de espárragos con jamón y queso

 

Ingredientes

 

  • Hojaldre rectangular
  • Espárragos blancos (175 g)
  • Queso Fontina (60 g)
  • Jamón cocido (60 g)
  • Mantequilla (1 nuez)
  • Azúcar (1 pizca)
  • Vino blanco (1 cucharadita)
  • Aceite de oliva virgen extra (al gusto)
  • Semillas de sésamo (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Leche para pintar la superficie (al gusto)

 

Preparación

 

  • Lava bien los espárragos, corta los extremos y retira la parte externa más dura con un pelador de verduras.
  • Pon agua a hervir, agrégale sal, mantequilla, azúcar y vino blanco e introduce los espárragos.
  • Baja el fuego, cubre parcialmente con una tapa y deja cocer unos 10 minutos. Si los espárragos son más bien grandes, necesitarás unos minutos más. Cuando estén listos, retíralos del agua y deja que se enfríen.
  • Una vez fríos, córtalos en rodajas y saltéalos durante unos minutos en una sartén con 1 cucharada de aceite. Sazónalos con sal y deja que se enfríen de nuevo.
  • Afina un poco más el hojaldre con un rodillo y marca 4 partes horizontalmente. Corta una porción que equivalga a una cuarta parte de la masa. Recuerda dejar un poco de papel vegetal debajo para que sea más fácil de transportar a la bandeja para horno.
  • Ahora usa un cortador de masa para crear tiras de hojaldre de aproximadamente 1,5 cm en los laterales del hojaldre.  De este modo, cuando esté cocido, el strudel de espárragos tendrá una bonita trama ondulada en la superficie. Por supuesto, también puedes hacer el strudel de la forma clásica.
  • Cubre la porción del medio con la mitad del jamón cocido. Pon los espárragos encima y cubre con queso fontina cortado en dados.
  • Cúbrelo todo con el jamón restante y coloca encima la porción de hojaldre que habíamos dejado aparte, ensanchándola un poco. Pinta la superficie del strudel con la leche y espolvoréala con semillas de sésamo.
  • Pon el strudel de espárragos en la nevera durante 15 minutos. Mientras tanto, precalienta el horno en la función estática a 200 °C. Hornea unos 28 minutos, hasta que el strudel esté dorado. Sírvelo caliente o frío.

 

¡Que aproveche!

26/03/20
Categorías: