Pregunta a Candy
Volver al blog

Placa de inducción: cómo usarla correctamente

Cómo usar y mantener tu placa de inducción

Qué debes saber para sacar el máximo provecho de tu placa de inducción y mantenerla perfecta.

La cocción por inducción ha revolucionado la forma en que cocinamos, reemplazando las placas de gas clásicas con una tecnología que combina electricidad y magnetismo para obtener el máximo rendimiento al preparar la comida. Pero, ¿cuál es la forma correcta de usar este electrodoméstico? ¿Y cómo puedes cuidar de él sin estropearlo? ¡Lee el resto de nuestro artículo para descubrir varios consejos utilizados todos los días por los expertos en cocina de Candy!

 

Las ollas y sartenes adecuadas

Debes elegir cuidadosamente los recipientes que vas a usar en la placa de inducción. No todos son adecuados para esta tecnología. Solo deben usarse ollas y sartenes con una base de hierro. Por lo tanto, la mayoría de los utensilios de acero, hierro fundido y parrillas son adecuados. Recientemente se han introducido algunos símbolos para indicar si son compatibles. La placa de inducción también se puede usar con nuestras queridas cafeteras italianas. Sin embargo, asegúrate de que sean del material correcto: deben estar hechas de acero inoxidable para usar la energía de la inducción.

 

Como limpiar la superficie

Las personas que cocinan son conscientes de que no toda la suciedad es igual. Por eso es importante saber cómo lidiar con ella para no correr el riesgo de dañar la superficie de nuestra placa de inducción. Cuando se trata de suciedad seca, agua, un paño y una servilleta de papel son todo lo que necesitas para llevar a cabo una limpieza rutinaria de tu placa de inducción. Moja un paño (idealmente hecho de microfibra) o una esponja suave y limpia delicadamente las áreas afectadas, secándolas al final del proceso con un poco de papel de cocina. Aunque la comida que se derrama no puede quemarse en el vidrio, trata de retirarla inmediatamente después del uso, asegurándote de que la placa esté apagada y fría. Para las manchas de grasa y aceite, usa un poco de detergente suave: vierte una gota sobre una esponja húmeda y frota suavemente, luego enjuaga con un paño húmedo y seca. Finalmente, para la suciedad más rebelde, debes usar un raspador especial para placas de inducción, junto con una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio.

 

Elige el producto ideal

¿Aún no tienes una placa de inducción? ¿No sabes con seguridad cuál elegir para tu cocina? ¡Elige la placa de inducción de Candy, ¡para obtener una cocción más rápida y uniforme y una limpieza fácil y segura!

26/03/20
Categorías: