Pregunta a Candy
Volver al blog

Consejos para preparar tus electrodomésticos antes de irte de vacaciones

Consejos para preparar tus electrodomésticos antes de irte de vacaciones

Cómo cuidar de tus electrodomésticos antes de irte de vacaciones

Pasaporte, billetes, gafas de sol. Estas no son las únicas cosas que debes recordar antes de hacer un viaje. También debes preparar tus electrodomésticos para que sobrevivan en tu ausencia y poder marcharte con tranquilidad y evitar sorpresas desagradables a tu regreso.

En este artículo, te daremos algunos consejos valiosos para cuidar de tus electrodomésticos antes de salir de vacaciones.

Vacía y limpia tu frigorífico

Comprueba las fechas de caducidad y consume todos los alimentos perecederos que, de otro modo, se estropearán antes de tu regreso. Podría ser una buena idea comprar menos alimentos las últimas semanas antes de salir. Recuerda también retirar todas las cosas que puedan derretirse en el congelador, como el helado.

Luego, si queda algo, guárdalo en una bolsa térmica, ponte los guantes y comienza a limpiar a fondo:

  • Usa detergente líquido con un paño de microfibra para limpiar toda la superficie interior (¡no olvides el fondo y las esquinas!). Si hay manchas difíciles, mezcla bicarbonato de sodio y agua para crear una pasta, luego aplícala a la mancha y deja reposar durante una hora.
  • Llena un recipiente grande con agua tibia y jabón para lavar platos y coloca todas las piezas pequeñas desmontables, como estantes, en el agua. A continuación, seca y vuelve a montar todas las piezas lavadas.
  • Usa un paño suave y agua jabonosa tibia para limpiar la superficie externa.
  • Si también limpias el congelador, vacíalo completamente poniendo todos los alimentos en una bolsa térmica.  Deja la puerta abierta durante unos minutos, llena un pulverizador con agua tibia y vinagre en partes iguales y rocía las paredes interiores. Luego frota suavemente con una esponja o un paño suave.

Algunos frigoríficos Candy, como Candy BellÓ, cuentan con el Modo Vacaciones, que te permite apagar el frigorífico y dejar el congelador en funcionamiento. De esta manera, puedes ahorrar energía y reiniciar el frigorífico cuando vuelvas a casa.

Cuidado del horno

Un horno limpio hace que tu regreso de las vacaciones sea menos desagradable.

Puedes utilizar los productos Care+Protect para limpiarlo, ideales para eliminar la suciedad persistente y la grasa carbonizada de tu horno y rejillas.

Alternativamente, puedes utilizar remedios naturales como agua y bicarbonato de sodio:  solo tienes que frotar las zonas más sucias y dejar reposar, luego usar una esponja y espátula para eliminar las costras más difíciles, enjuagar el horno y secar con un paño.

Si tienes un horno pirolítico, es aún más fácil. Los hornos Candy, por ejemplo, incluyen un sistema pirolítico, una tecnología que garantiza una limpieza sin esfuerzo con la máxima higiene. La temperatura de la cavidad alcanza unos 500°C, convirtiendo los residuos de alimentos en una capa de ceniza. Una vez completado el ciclo pirolítico, solo hay que limpiar la ceniza con un paño húmedo.

Y ahora la lavadora

Tener una enorme pila de ropa sucia es inevitable después de las vacaciones. Por lo tanto, tu lavadora y secadora deben estar listas para el trabajo duro. Limpia los filtros con un cepillo de dientes para evitar fallos, y recuerda limpiar el exterior y la puerta con un paño húmedo. Además, puedes realizar un lavado con la carga vacía a 90 °C, con el fin de desinfectar el tambor y limpiar las juntas.

Limpia el lavavajillas

¿Qué hay del lavavajillas? Los residuos orgánicos que a menudo quedan dentro de este electrodoméstico pueden crear malos olores, especialmente si se asientan durante mucho tiempo.

Basta con ejecutar un ciclo completo vacío con bicarbonato de sodio o colocar medio limón exprimido en la bandeja de la vajilla antes de irse. Para eliminar cualquier acumulación de cal, usa 2 cucharadas de ácido cítrico para eliminar las incrustaciones.

También puedes utilizar la gama Care+ Protect, que combina 3 productos en uno: antical, desengrasante y limpiador higiénico. El uso de un sobre de 50 g cada mes te ayudará a mantener tu electrodoméstico libre de cal, suciedad y depósitos de grasa. ¡De verdad!

​​Cuida de tu secadora

La secadora puede ser sin duda una gran aliada para hacer frente a esa famosa pila de ropa sucia de después de las vacaciones. Por lo tanto, hay que mantenerla en buen estado. ¿Cómo?

Para el tambor, recomendamos utilizar un paño suave y un detergente no abrasivo. Alternativamente, puedes utilizar productos naturales como el agua y el vinagre. Para el exterior, utiliza los mismos productos tanto en la parte delantera como en la parte posterior.

A continuación, cuida del filtro. En realidad, debes recordar limpiar el filtro después de cada ciclo, ya que la deposición de los residuos puede comprometer el rendimiento de la secadora y dañarla irremediablemente.  Sugerimos utilizar una aspiradora para hacerlo rápidamente.

No te olvides de la campana

Por último, pero no por ello menos importante, tu campana extractora. Si tienes un aparato de acero inoxidable, te sugerimos adquirir un producto especialmente formulado y un paño suave. Alternativamente, puedes hacer una pasta mezclando una parte de bicarbonato de sodio y una parte de vinagre blanco. Recuerda frotar con un movimiento de limpieza lineal, siguiendo la dirección del grano del metal. Luego, retira el filtro de grasa, ponlo en el fregadero y lávalo con un agua caliente jabonosa y una taza de vinagre. Usa un cepillo de dientes para eliminar los residuos grasientos. 

23/07/21
Categorías: