Pregunta a Candy
Volver al blog

Errores de lavado: ¿cuáles son los más frecuentes y cómo evitar desastres con la lavadora?

Errores de lavado: ¿cuáles son los más frecuentes y cómo evitar desastres con la lavadora?

Errores comunes de lavado

Casi siempre son las pequeñas distracciones las que causan molestias cuando se trata de lavar la ropa, aunque en otros casos son auténticas convicciones las que nos engañan. Pero, ¿cuáles son los errores más comunes cuando se trata de lavar en la lavadora?

Prendas que destiñen

El clásico de los clásicos, el error de lavado causado por la dispersión del color: al final del ciclo te das cuenta de que la camiseta roja se ha desteñido, coloreando las otras prendas claras. Previsible, en efecto. Las únicas soluciones son separar la ropa, lavar la ropa nueva por separado, poner diferentes coladas de colores claros, oscuros y de colores o utilizar toallitas antitransferentes del color. Por último, hay algunas lavadoras que tienen programas específicos, como el Perfect Mix & Wash 20° de las lavadoras de Candy, que permiten lavar juntos diferentes colores o tejidos a 20° con los mismos resultados que un lavado a 40°. ¿Qué hacer, sin embargo, si el daño está hecho? No te asustes, hay algunos trucos para arreglarlo. En primer lugar, es bueno no dejar secar la prenda, especialmente al sol, ya que el calor fijaría el color absorbido. En segundo lugar, hay que actuar inmediatamente para tratar de eliminar las manchas. Si la prenda que ha absorbido el color es blanca, bastará con lavarla a mano con bicarbonato o un detergente específico para blanquearla; si el color ha sido absorbido por una prenda de color, se puede probar con una lejía específica para prendas delicadas y de color. Cuando esto no sea suficiente, la única opción es teñir la prenda de color oscuro para cubrir los daños.

Pañuelos en los bolsillos

Parece una tontería, pero ¿cuántas veces te has visto obligado a limpiar los bolsillos de tu pantalón, a quitar los residuos de pañuelos de papel de las otras prendas y a limpiar la puerta de la lavadora por culpa de una hoja de papel o de un pañuelo olvidado? Asegúrate siempre de no haber dejado ningún material degradable, como papel o pañuelos desechables para la nariz, en la lavadora antes de comenzar el ciclo de lavado. Sin embargo, si el daño ya está hecho, para eliminar los fragmentos de papel sólo hay que agitar los paños vigorosamente y utilizar un cepillo quita pelusas con rodillo adhesivo para eliminar los más resistentes y visibles, especialmente en prendas oscuras. Si utilizas la secadora, verás que los trozos de papel se desprenderán de las prendas por sí solos y podrás sacarlos del filtro junto con la pelusa habitual.

Temperatura errónea

Uno de los errores más comunes de lavado es el usar la temperatura incorrecta. Este descuido, que es una causa directa de la ruina de los tejidos y de la decoloración de los colores, puede costarte caro: no laves nunca la lana ni las prendas sintéticas delicadas a altas temperaturas. De hecho, la lana necesita un lavado corto, con una centrifugadora muy baja, como si fuera un lavado a mano. Para evitar errores, comprueba las etiquetas de las prendas y ajusta los programas de tu lavadora en consecuencia. Si tu camiseta de lana favorita se ha encogido en varios tamaños y tiene fieltro, puedes tratar de salvarla usando uno de estos métodos:

• Con bicarbonato. Vierte dos cucharadas de bicarbonato en agua tibia y remoja la prenda durante un par de horas, masajeando y estirando los jerseys; luego enjuaga con un suavizante.

• Con leche. Deja la prenda en remojo durante aproximadamente una hora en una solución de agua fría y leche por partes iguales. También en este caso, enjuaga con un suavizante al final del tratamiento.

• Con amoníaco y aguarrás. Llena un recipiente con diez litros de agua jabonosa tibia, añade ½ cucharada de alcohol, 1 de aguarrás y 3 de amoníaco. Sumerge el jersey de fieltro y déjalo en remojo durante un día entero.

Prelavado demasiado agresivo

El prelavado enérgico es la primera de tres creencias erróneas -junto con el exceso de detergente y de carga- que nos hacen equivocar el lavado de nuestra ropa. Especialmente cuando se lavan tejidos delicados, el pretratamiento puede desgastar los estampados o incluso las fibras de la prenda, provocando agujeros. Si tienes que quitar una mancha persistente, opta por un pretratamiento manual de la prenda con un detergente específico y no demasiado agresivo, déjalo actuar durante unos minutos y luego procede con la lavadora normal.

Demasiado detergente

Parece una tontería y, sin embargo, verter demasiado detergente en la lavadora no garantiza una limpieza impecable, de hecho, una espuma excesiva puede conducir a la formación de moho y generar malos olores, dejar manchas en tus prendas favoritas y residuos que pueden causar alergias. Sigue las instrucciones y ajusta la dosis de detergente según la cantidad de ropa a lavar y la dureza del agua.

Cargas excesivas

Incluso una carga excesiva es contraproducente: llenar la cesta de la lavadora por encima del tamaño de la cesta no te ahorrará tiempo y energía, al contrario, no permitirá que el agua y el detergente pasen entre las fibras, la ropa seguirá sucia y habrás desperdiciado un ciclo de lavado.

Cómo evitar daños en la lavadora

Naturalmente todos estos errores pueden ser evitados. Derribar los falsos mitos es el primer paso y sólo se necesita entender el funcionamiento de la lavadora para utilizar correctamente sus programas sin exagerar con cargas, detergente y pretratamiento. Pero, ¿cuáles son las medidas que realmente garantizan el máximo rendimiento?

Leer atentamente las etiquetas

Perder unos segundos más para leer las etiquetas evitará la gran mayoría de los accidentes de lavado. La división de colores y tejidos es necesaria para poder elegir el tipo de programa que mejor se adapte a las prendas que hay que lavar, para que tu ropa dure más tiempo y se conserve en óptimas condiciones.

Adquirir una lavadora inteligente

Por supuesto, la tecnología también ayuda. Afortunadamente, hoy en día existen lavadoras inteligentes que le ayudan en la elección del programa a realizar y en la gestión del agua y la energía. Candy Bianca y otras lavadoras de la gama Candy disponen de un Kilo Detector que permite adaptar el tiempo de lavado (y por tanto el consumo de energía) y la cantidad de agua en función del peso de las prendas detectadas en el tambor. También puede controlar el consumo de energía en tiempo real gracias a la aplicación App Candy simply-Fi, mediante la que se pueden seleccionar programas extra para un lavado casi perfecto.

Un buen mantenimiento

Otro consejo importante para mantener la eficiencia de tu lavadora el paso del tiempo es limpiar y desinfectar el aparato periódicamente. La suciedad y los residuos de detergente, de hecho, permanecen en el tambor, en la junta de la puerta y en el cajón de dosificación y, a la larga, causan malos olores, resultados no óptimos, y el desgaste de la propia lavadora. Te sugerimos utilizar, de vez en cuando, pastillas desinfectantes para lavadoras que ayudan a mantenerla limpia y con la máxima eficiencia.

26/03/19
Categorías: