Pregunta a Candy
Volver al blog

Frutas y verduras en temporada: la compra de marzo

Frutas y verduras en temporada: la compra de marzo

Comer alimentos saludables, locales y, sobre todo, respetar los tiempos de la naturaleza es bueno para ti y para el medio ambiente. El consejo de los nutricionistas y ecologistas, de hecho, es comprar sólo frutas y verduras de temporada a los productores locales, con el fin de ayudar a la economía de tu región, alimentarse de alimentos frescos para absorber todas sus propiedades, útiles precisamente para hacer frente de la mejor manera a cada época del año. Veamos cuáles son los productos de marzo, cómo conservarlos y qué comer a principios de la primavera.

Qué fruta comprar en marzo

Marzo es también un mes de transición para la naturaleza: la cosecha típica de invierno continúa, pero al mismo tiempo ya se pueden ver los primeros frutos de la nueva temporada. La primera es útil para vencer las enfermedades de la estación, que con el cambio repentino de temperaturas aparecen con facilidad; los segundos son ricos en vitaminas, especialmente la C, y nos ayudan también a saciar nuestra sed y a purificarnos. Si te gusta el sabor de la fruta de invierno, te sugerimos que prepares unas conservas o mermeladas, perfectas para desayunos y aperitivos saludables.

Así, en nuestras mesas conviven los cítricos y la fruta de primavera y en el supermercado podemos encontrar:

● Pomelos

● Lima

● Limones

● Kiwis

● Mandarinas

● Manzanas

● Peras

● Frutas secas

Al final del mes, dependiendo de la temperatura, es posible encontrar las primeras fresas, que son, sin embargo, típicas de la primavera tardía.

Verduras de temporada de marzo

La variedad y la riqueza son típicas del huerto de marzo, que presenta varias novedades con respecto a los productos puramente invernales. Hinojo, coliflor, tallos de Brassica y -por un corto tiempo- setas y calabazas, pero también hay coles de Bruselas, espinacas, achicoria, alcachofas, barrillas, lechuga y espárragos, todos ellos deliciosos en muchas recetas de primavera. ¿El toque de color? Los rábanos y las remolachas aparecen en marzo.

Conservar las frutas y verduras en la nevera: qué hacer y cómo hacerlo

No basta con comprar frutas y verduras de temporada para asegurar lo mejor de la mesa, también es necesario saber cómo almacenar estos productos adecuadamente. No todo debe conservarse en la nevera, mientras que hay un lugar específico para lo que es mejor mantener fresco. Las llamadas frutas y verduras climáticas emiten etileno y tienden no sólo a madurar antes, sino también a hacer madurar lo que tienen al lado: manzanas, peras, brócoli, espinacas, coliflores y espárragos deben conservarse en la nevera sólo para frenar la velocidad de maduración y, en consecuencia, conservarlos durante más tiempo. El lugar más adecuado es el cajón especial de la nevera, que mantiene una temperatura media ligeramente superior a la de otras zonas. Por el contrario, los cítricos pueden conservarse fácilmente a temperatura ambiente.

Disponer de un frigorífico de alta eficiencia con un excelente control de la humedad mejora y prolonga la vida útil de las frutas y hortalizas. Los recientes modelos con tecnología no frost (parcial o total) han sido diseñados para prevenir la formación de escarcha (y por lo tanto de zonas mucho más frías que otras) y también para prevenir la formación de olores desagradables gracias a la presencia de sistemas antibacterianos eficaces. De esta manera, las frutas y verduras de temporada permanecerán intactas durante varios días, manteniendo el mismo sabor y las mismas propiedades nutricionales.

18/03/19
Categorías: