Pregunta a Candy
Volver al blog

La lavadora no desagua, ¿qué hago?

La lavadora no desagua: causas y soluciones

Puede suceder que, al terminar un lavado, la lavadora no drene correctamente el agua del tambor. Esto es lo que debes hacer en este caso.  

 

Al final del ciclo de lavado de la lavadora, podría estancarse agua en el tambor, dejando la ropa mojada.


 Este mal funcionamiento puede ser típico de aquellos electrodomésticos que tienen ya algunos años. Pero, ¿cuáles son las principales causas por las cuales la lavadora no drena el agua y qué puedes hacer al respecto?

 

La lavadora no desagua, ¿cuáles podrían ser las causas?

 

  1. Una de las causas más comunes por las que una lavadora no puede drenar el agua es la presencia de un objeto atascado en la bomba de desagüe o que el filtro esté obstruido con suciedad. Por lo tanto, una de las primeras cosas que debes comprobar es el filtro, fundamental para captar impurezas, pero también objetos pequeños: si el filtro está bloqueado u obstruido, no se puede producir el desagüe. De igual manera, el tubo de desagüe, con el cual se expulsa el agua de la lavadora, podría estar doblado u obstruido. También es importante verificar que la línea de desagüe de la casa donde está conectada la tubería no esté bloqueada.

En el caso de que ni el filtro ni el tubo estén obstruidos, otra causa de este problema es que la bomba de desagüe esté bloqueada. Esta bomba es esencial para drenar el agua sucia al terminar el ciclo de lavado. La presencia de pequeños objetos en la bomba, como calcetines o monedas, podría atascarla haciendo que la turbina no gire correctamente

 

  1. Otra razón por la cual se puede encontrar agua al final del ciclo es el cierre incorrecto de la electroválvula. Esta última, aunque debería ser controlada por el software que gestiona el programa de lavado, si está sucia o es defectuosa puede permanecer ligeramente abierta, con la consecuencia de que la lavadora se llena de agua hasta el final del ciclo de lavado.

 

  1. Al lavar la ropa, ¿se ha generado una cantidad excesiva de espuma porque has usado demasiado detergente? Esto también podría comprometer el correcto funcionamiento del centrifugado y el desagüe del agua de lavado.

 

¿Qué hacer cuando la lavadora presenta este problema?

 

Si notas que tu lavadora no desagua, no te asustes. Primero verifica el programa que has configurado. Hay algunas opciones que excluyen el centrifugado o el desagüe final, como la «antiarrugas», «stop agua en el depósito» y el ciclo «nocturno».

Por otro lado si, como hemos visto antes, el problema deriva de la espuma, reduce la cantidad de detergente.

 

Si este tampoco es tu caso, debes intervenir en la lavadora.

 

En primer lugar, desconéctala de la corriente retirando el enchufe de la toma.

 

Luego comprueba el filtro. Lo encontrarás en la parte inferior y es accesible desde el frente, y en nuestras lavadoras está ubicado a la izquierda. Para abrir el filtro es necesario desenroscar la tapa, y se recomienda extender un paño en el suelo para recoger el agua que salga. Una vez abierto, puedes proceder a limpiar el filtro enjuagándolo bajo el agua corriente. Comprueba también el interior de la bomba (la parte que permanece unida a la lavadora) para extraer cualquier residuo y verificar que la turbina no esté bloqueada por objetos pequeños (monedas, botones, alfileres, etc.). La turbina debe poder girar libremente.    Si incluso después de limpiarlo todo la bomba no arranca y no desagua, significa que está rota eléctricamente y debe ser reemplazada.

Si hay problemas técnicos más importantes, nuestro consejo es que recurras a un técnico experto.

 

Gracias a los sistemas de conectividad de las lavadoras con carga frontal de Candy, podrás conocer constantemente el estado de tu electrodoméstico y recibir sugerencias para optimizar el rendimiento de tu lavadora.

 

08/05/20
Categorías: